¿Ya sabes cómo tener tu ferretería bien organizada?

¿Ya sabes cómo tener tu ferretería bien organizada?

Orden y lógica, tus mejores aliados

La organización es una de las cosas más importantes en una ferretería porque te ayuda acontrolar el stock, vender con mayor rapidez y agilidad e incluso permite que te sientas bien en el lugar en el que trabajas y en el que como es lógico, gastar la mayor parte de tu día, pero ¿por dónde empezar? Al terminar de leer este artículo sabrás cómo organizar correctamente tu punto de venta.

El primer paso para una ferretería bien organizada es dividir tus espacios de manera inteligente para que cada uno sea aprovechado de la mejor manera. Toma en cuenta la puerta de entrada del local, así como los sectores en los cuales ingresa la mayor cantidad de luz natural, que por lo general es la parte frontal del sitio. Una vez que hayas ubicado estos espacios, define las secciones más importantes como la caja, y los mostradores que estarán llenos de los materiales más atractivos, de mayor rotación y también las promociones que deben ubicarse allí.

Organiza tus productos 

Debes conocer muy bien las herramientas que vendes y ubicarlas en diferentes secciones dependiendo de su funcionalidad; plomería, electricidad o construcción. En caso de los productos más pequeños, evita juntarlos todos en una misma caja, y más bien separarlos y usa etiquetas para reconocerlos con rapidez. También debes tener fácil acceso a los productos de mayor rotación, asegúrate de que estos se encuentren más cerca del espacio en el que interactúan tú y tu cliente.

Tips adicionales para mantener el orden: 

Ubica en cajas todos esos productos que sean de baja circulación y escoge para ellos un espacio cercano a ti para ser despachados, pero que no interfiera con el acceso a los productos de venta diaria.

 

Las repisas son ideales para colocar los productos de mayor circulación, y en caso de que se coloquen en cajas las puedes ordenar y etiquetar para que sea más fácil ubicar los productos.  

 

Suponiendo que el espacio de tu punto de venta es bastante amplio, trata de que los pasillos siempre se encuentren despejados.  No coloques nada en el piso y evita amontonar los productos en los anaqueles, eso sí, ubica los más llamativos o que estés interesado en vender rápido, a la altura de la vista, mucho mejor si son los más caros. Las secciones más altas y más bajas son para los productos más baratos y que en ciertos casos son la versión económica de los que se encuentran a la vista y cuestan más.

 

Si tienes productos pequeños que quieras destacar puedes colocarlos en lugares claves de fácil acceso como al lado de la caja o en repisas bien ubicadas a la vista del comprador con letreros llamativos.

 

Sácale provecho a tu ventana, exhibe los productos en ella según el tipo al que correspondan, y en el centro ubica los que más interesado te encuentras en vender. 

 

Mantén una estructura lógica en el orden, por ejemplo: si alguien compra un martillo, es muy probable que necesite clavos, procura que los complementos de cada herramienta se encuentren muy cerca de las mismas. 

Tips adicionales para mantener el orden: 

  • Serás reconocido como un profesional
  • Evitarás accidentes
  • Evitarás problemas informáticos
  • Podrás atender a tus clientes de forma ágil
  • Aumentarás tus ventas
  • Olvidarás el estrés

No lo hagas solamente por la impresión que quieres generar en los consumidores, piensa también en cuantas horas del día tú y tus empleados pasan allí, ¿no crees que sería más placentero que tu espacio luzca ordenado y limpio?, al hacerlo, estarás cuidando de tu salud mental, te sentirás más tranquilo y feliz e incluso podrás transmitirlo a tus clientes. ¿Ya ves cómo todo se conecta?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 9

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.